El lector podrá apreciar en su justa dimensión, observando el facsímil de esta página, y que corresponde a la RDE (Resolución del Directorio Ejecutivo) de la Itaipú Binacional del 21 de agosto del 2014, si la Fundación Tesãi cumplió o no con su cometido al hacer figurar estas obras, que debía ejecutarlas con el dinero que le proveía la Itaipú en concepto de “salvataje financiero”.

El nombre real de este encubrimiento de la Binacional a la Fundación hoy manejada por Jorge Hernán Frutos, ex gerente de las tabacaleras del Grupo Cartes, es un “convenio con miras a restablecer su equilibrio económico-financiero. Sin embargo y a juzgar por los seguidos pedidos de “auxilio” que lanza la Fundación hacia la Binacional, jamás en la “era Frutos” ha podido salir de los déficits que ellos mismos se encargaron de informar cuando comenzaron a pedir el dinero.

Este convenio había cerrado precisamente en el 2014, con un monto total desembolsado de más de 76.200 millones de guaraníes, pero en abril del 2017 la Fundación Tesãi volvió a pedir más dinero a la Itaipú para el mismo motivo: “Restablecer el equilibrio económico-financiero”.

En total hasta ahora Jorge Hernán Frutos recibió la exorbitante suma de 13.706.096 (trece millones setecientos seis mil noventa y seis) dólares americanos, que traducido a la moneda nacional se eleva nada menos que a 76.200.000.000 (setenta y seis mil doscientos millones) de guaraníes.

OBRAS PARA LOS AMIGOS
Radio Concierto accedió a documentos que demuestran que todas las obras que en la gestión del Gerente Ejecutivo Jorge Hernán Frutos fueron ejecutadas, en los papeles o en la realidad, a través de amigos del citado funcionario de confianza del Grupo Cartes.

Se tratan de Adolfo Castel Granada y Adipp Efraín Pont Miltos, cuyos perfiles en las redes sociales muestran imágenes donde los mismos departen todo tipo de actividades sociales con Frutos. Concierto tituló en su momento que “amigos de farras y de fútbol” eran los beneficiados con las obras en la Fundación Tesãi, y mostramos los perfiles de los citados “constructores”.

Estos dos “empresarios” de la construcción, solamente en el año 2017 se alzaron con similares contratos para la ejecución de “OBRAS CIVILES” dentro de la Fundación Tesãi, por un importe de 2.500 millones de guaraníes CADA UNO. Estas adjudicaciones de obras, las cuales ni siquiera están bien especificadas y no se sabe a ciencia cierta si fueron o no ejecutadas, fueron realizadas SIN COMPARATIVOS DE PRECIOS, tal como es norma para los casos de adjudicaciones directas. Así sigue hasta hoy el festín de derroche en la Fundación Tesãi.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz