Una casa de madera terminó reducida a cenizas en la mañana de este lunes. Ocurrió sobre un camino vecinal ubicado en el barrio San Juan, detrás de la capilla del mismo nombre, en Presidente Franco.

Se trata de una propiedad de Augusto Armoa,  de 61 años de edad. El hombre explicó que se encontraba manipulando una cocina de fabricación casera (ladrillo), que presumiblemente produjo un corte eléctrico y de cuya consecuencia se inició el incendio.

Bomberos voluntarios se encargaron de sofocar el incendio.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz