ORIGINALES DE FACTURAS PRUEBAN DENUNCIAS HECHAS POR AUTORIDADES ACTUALES.

Peritos que trabajan con los documentos presentados a la fiscalía por los procesados ex intendentes municipales de Presidente Franco, van confirmando las aberrantes manipulaciones y el manejo discrecional de los fondos públicos por parte de los ex administradores Alcides Fernández y Abraham Alegre.

Este miércoles, la abogada Bartola Fernández, concejal municipal en ejercicio y abogada querellante, presentó parte de los resultados de las pericias efectuadas por profesionales por ellos contratados para los análisis pertinente, a la agente fiscal Juliana Giménez, encargada de las investigaciones para su procesamiento.

En ese sentido, acompaña este material, la copia de una de las tantas facturas que demuestran la responsabilidad penal de los imputados, como la factura número 1735 emitida por la firma “Che Poá”, materiales de construcción emitida en abril de 2.015 por un monto de 8.494.500 guaraníes, según la rendición de cuentas de la comuna.

Sin embargo, el original de mismo número y firma, confirma su emisión en fecha 27 de julio de 2.015 por un monto de 1.750.000 guaraníes a la razón social “Ferretería Santa Rita”, en concepto de compra de varillas de hierro. Los querellantes también pudieron confirmar que la dirección de ciertas firmas proveedoras de la comuna durante las administraciones de Alcides Fernández y Abraham Alegre, no existen.

Lo mismo ocurre con las firmas González e hijos y San Carlos, según ya confirmaron. La clonación de facturas o su falsificación están confirmadas, dijo la edil. El contador Pablo Lezcano, sigue trabajando y proveyendo la certificación de irregularidades cometidas por esas administraciones, mientras el licenciado Emigdio Montiel, analiza las caligrafías de los documentos obrantes en la rendición de cuentas.

La directora de la Escuela San Roque, desmintió que se haya construido un sanitario para la institución que se facturó en 71.000.000 de guaraníes, cuando en realidad solamente cambiaron dos azulejos.

Los resultados periciales van confirmando la existencia de los hechos punibles imputados y no se descarta que para el 28 de enero del año próximo, cuando deba presentarse el requerimiento conclusivo en la causa se obtengan hechos nuevos que ameriten la ampliación del requerimiento con el que se abrió la investigación fiscal. Ayer, los querellantes propusieron nuevas testificales en la causa.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz