El Fondo Monetario Internacional (FMI), a través de su blog especializado en economía “Diálogo a Fondo”, resalta que la economía paraguaya continúa mostrando una solidez notable. Ante este camino de crecimiento, será decisivo ceñirse a la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) y mantener las tendencias presupuestarias para no quebrar el buen desempeño macroeconómico, según destaca el artículo firmado por los economistas Hamid Faruqee y Antonio C. David.

Bajo el título de “Por qué 2018 será un año decisivo para Paraguay”, los profesionales sostienen que un factor fundamental para la sostenibilidad de la macroeconomía constituye la Ley de Responsabilidad Fiscal, que sirve de ancla a la política fiscal. Recuerdan que en vigencia desde el 2015 esta Ley impone un tope de 1,5% del PIB al déficit presupuestario. “Por esa razón, ceñirse a la regla fiscal y mantener las tendencias presupuestarias serían dos decisiones claves para mantener un buen desempeño macroeconómico”, refieren en el blog.

Explican que, al mismo tiempo, los presupuestos también han restringido el aumento del gasto primario corriente (es decir, el gasto que no incluye ni los pagos de intereses ni la inversión) por debajo del tope que fija la regla fiscal (4% en términos reales). En consecuencia, señalan que la composición del gasto público se ha orientado correctamente hacia una mayor inversión en los últimos años, tras muchos años durante los cuales sectores de vital importancia, como la infraestructura, recibieron fondos insuficientes. Refieren que estas inversiones deberían tener efectos beneficiosos para el crecimiento económico en los próximos años.

Por otra parte, Faruquee y David destacan que el factor más decisivo para el éxito de Paraguay ha sido la firme trayectoria de estabilidad económica. Refieren que para ello, desde su adopción en 2011, el régimen de metas de inflación ha servido de buena guía a la política monetaria y ha permitido contener la inflación. Observan que la decisión del Banco Central del Paraguay (BCP) de reducir hace poco la meta de inflación a 4% y que las expectativas del mercado se han ajustado rápidamente en torno al objetivo de la institución.

Resaltan que gracias a esta credibilidad, el BCP pudo respaldar el crecimiento, bajando las tasas de interés desde abril de 2015 tras fuertes choques externos, tales como la caída de los precios de la soja y la debilidad del crecimiento en los socios comerciales. Hamid Faruqee y Antonio C. David explicaron que debido a que la expansión está cobrando ímpetu, el crédito se está recuperando y el nivel general de inflación es más elevado, corresponde retirar poco a poco el estímulo monetario para preservar la credibilidad del Banco Central.

Finalmente, los directivos del FMI resaltan que en una reciente visita a Asunción organizada para dialogar sobre la evolución económica, se encontraron con una pequeña economía abierta que es vibrante a pesar de los choques externos profundos. Aunque los dos socios comerciales más grandes de la región -Argentina y Brasil- sufrieron recesiones y los precios de las materias primas cayeron, el crecimiento de Paraguay conservó la resiliencia en 2015 y 2016.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz