La Secretaría del Ambiente (SEAM), a través de la Dirección de Pesca y Acuicultura, prosigue diariamente con trabajos de control para dar cumplimiento a la veda pesquera 2017/18 por agua y tierra.

Los funcionarios realizan controles en trayectos del río Paraná recorriendo zonas de San Cosme y Damián, lado de Itapuá y Misiones, Panchito López, Coratei y Cerrito.

Estos trabajos se desarrollan de manera conjunta con efectivos policiales, Armada Nacional y Fiscalía. En el brazo Añá Cuá, zona de Ayolas, se incautaron cerca de 500 metros de espineles abandonados y boyas. Además se inspeccionaron campamentos ubicados en las islas. En zonas de Panchito López, durante patrullajes fluviales, la comitiva de la SEAM se incautó de boyas. Asimismo verificaron campamentos, pero no encontraron ninguna anormalidad. En la zona de Cerrito ante denuncias se inspeccionaron comercios dedicados a la venta de productos pesqueros, pero no se detectaron anormalidades.

Un aspecto importante es que los controles se realizan una vez recibidas denuncias anónimas sobre infracciones en tiempo de veda, a cualquier horario, de noche y madrugada inclusive.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz