Las fotografías muestran a funcionarios del Cell Shopp, del microcentro de Ciudad del Este, quienes fueron obligados a asistir fuera de su horario de trabajo a un encuentro con los candidatos del clan Zacarías, en el mismo local de la empresa. La semana pasada hicieron lo mismo con los empleados de Mega Electrónicos.

Son dos firmas cuyos dueños gozan de la protección política del clan Zacarías, y que habrían sido obligados a organizar estas reuniones donde los funcionarios deben posar en las fotos con los candidatos de la corrupción y el robo del dinero público.

En el encuentro de ayer, asistieron Lucho Zacarías, que es candidato a Diputado, Elio Cabral que se postula a la Gobernación, y Sandra de Zacarías que les acompaña en sus eventos para “ayudar” a que los anteriormente citados despeguen. El rechazo del funcionariado del microcentro sin embargo es total, según las fuentes.

Ayer al llegar al local de Cell Shopp, los candidatos se encontraron con la dura realidad de que casi nadie estaba, y solo algunos que otros obreros “engalanaban” con su presencia el acto político al que fueron obligados a asistir. Enseguida, el dueño del local comercial mandó cerrar las puertas de la empresa y obligó a sus empleados a escuchar a los candidatos. Hubo centenas de caras largas, y promesa de voto en contra de los ladrones del dinero público.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz