Cámara de Apelaciones se presta al injusto capricho de los directivos del Banco.

El pasado día 07 de setiembre, la Tercera Sala del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial de la Capital, presidido por el Dr. Neri E. Villalba, intimó a los actores de una demanda de nulidad en contra del Banco Continental SAECA a volver a abonar tasas judiciales, que ya habían sido abonados. Es decir, desconociendo el pago anterior, obligó a los actores a volver a abonar la millonaria tasa judicial, al sólo efecto de imponer un capricho de los Directivos del Banco, victimizando doblemente a sus clientes a quienes en vez de proteger, se dedicaron a estafar y ahora los vuelve a victimizar.

El Banco Continental SAECA, amenazado con una demanda de nulidad, operó con influencias políticas e incluso económicas para evitar que en la jurisdicción civil, se pongan al descubierto las artimañas de sus funcionarios que ayudaron a estafar a varios productores del Municipio de San Alberto.

En primer lugar, la Cámara afirmó no tener competencia para entender si una tasa está correcta o incorrectamente abonada y sin embargo, al más puro estilo de la vieja dictadura, ordena el pago en 24 horas y sin admitir recurso alguno. Una resolución absolutamente antojadiza, arbitraria e ilegal desde donde se la mire.

La resolución formulada como se ha hecho, da lugar a todas luces al enjuiciamiento de los miembros de la Cámara de Apelaciones Tercera Sala de la Capital.

Intimación a pagar en 24 horas y sin recurso alguno:
La resolución de la cámara de Apelaciones ordena:

INTIMASE a la parte actora a que realice el pago correcto de la tasa judicial correspondiente al presente juicio en el plazo de 24 HORAS bajo apercibimiento de disponerse el archivamiento del expediente, con costas para su parte.

ACLÁRASE que la percepción de la tasa judicial es un acto administrativo previo y necesario para acceder a la administración de justicia, por lo tanto los jueces no estamos habilitados a dar trámite alguno cuando no exista certeza de que se ha abonado el impuesto para el acceso a la jurisdicción y tampoco tenemos competencia para entender si está correcta o incorrectamente abonada, siendo esto privativo de la Dirección de Ingresos Judiciales, por lo que la presente intimación se realiza SIN RECURSO ALGUNO, debiendo abonarse la totalidad del monto establecido, a fin de que se active la jurisdicción para la parte accionante. No es posible que se continúen los trámites recursivos, y tampoco los del juicio principal sin el pago total de la tasa judicial, cuando incluso conforme al informe rendido se podría responsabilizar solidariamente a ésta Magistratura por la falta de pago total de la tasa, conforme al Art. 8 de la Ley 669/95.

Notifíquese por Cédula.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz