La Fiscalía ya le dijo que no tiene condiciones de presentar la acusación por Lesión de Confianza, y por tanto se le debe otorgar el sobreseimiento definitivo. El Lic. Ignacio Urbieta hoy cuenta con prisión domiciliaria, y la magistrada ni siquiera le da la libertad ambulatoria a pesar del cumplimiento disciplinado de sus medidas. En corrillos de tribunales, todos hablan del dinero que espera la juez, pero no le dan.

La audiencia preliminar en la causa se llevó a cabo esta semana, y a pesar de la claridad del requerimiento conclusivo del Ministerio Público representado por Julio César Yegros, la juez Cynthia Garcete hizo caso omiso en una clara muestra de su altanería y prepotencia, que también claramente va acompañada de su desenfrenado deseo de recaudar, según profesionales del foro de ayer hablaron con periodistas de Concierto Digital.
Otro detalle importante que obvió la magistrada para negar sus derechos a Urbieta, es que el denunciante en este caso, Héctor Darío González Arguello, ya abandonó la querella y emitió su parecer favorable para que el Ministerio Público pida el sobreseimiento del encausado.
Además obran en la carpeta fiscal y el expediente judicial informes igualmente favorables a Urbieta, por parte de la Municipalidad de Ciudad del Este, el Ministerio de Hacienda y el Laboratorio Forense del Ministerio Público. Mientras la juez del caso Cynthia Garcete sigue esperando su dinero que no le llegará, un encausado que ya tiene un pedido de la fiscalía para desligarse del caso, debe seguir esperando preso dentro de su propia casa.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz