A pesar de no ser el único organismo público que se presta a las fechorías de los “reyes del contrabando”, los agentes afectados a la Dirección de Delitos Económicos de la Policía Nacional constituyen una pieza fundamental en el engranaje de la corrupción del nivel de mafia en la que conviven Diógenes Martínez Olmedo y Liz Carolina Martínez.

Paradójicamente, funcionarios públicos que tendrían que combatir estos males, son quienes dan carta blanca a los facinerosos para seguir robando al Estado Paraguayo. Los “reyes del contrabando” encontraron terreno fértil en corrupción policial para comenzar sus esquemas perversos, pues los uniformados son pieza clave al tener que estar controlando las rutas por donde circulan los cargamentos ilegales.

Tan sano está el contrabando en la zona Este del país, que no se conoce trabajo alguno que estos agentes de Delitos Económicos hayan hecho para combatirlo. Los grandes cargamentos de los Martínez y otros que se dedican a este perverso menester, siguen

llenando los centros comerciales en Ciudad del Este de PERFUMES ingresados de contrabando, mientras el fisco pierde millonarias sumas que no son recuperadas ni abriendo procesos judiciales contra los culpables.

Los “reyes del contrabando” tienen investigaciones abiertas en la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) donde en todas las instancias fueron condenados a pagar una multa por 5.877 millones de guaraníes en concepto de defraudación a través de una sola de sus empresas de portafolio, que es BEGA SA, y otro en proceso por un monto mucho más exorbitante aún con la unipersonal de Liz Carolina Martínez.

Sin embargo no les mueven las denuncias hechas en la fiscalía ni mucho menos los medios de comunicación que no se prestaron a sus funestos intereses, y siguen operando con total impunidad bajo el manto protector del comisario ABEL CAÑETE de Delitos Económicos; el fiscal adjunto ALEJO VERA, y un larga lista de jueces y fiscales que se someten a sus caprichos, ya que con ellos estarían gastando casi la misma suma que podrían haberla utilizado para cumplir con el fisco, y en consecuencia con el país que les permite esta impunidad.

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

¡Se el primero en comentar!

avatar
WpDiscuz